LA MALETA BLOG

¿Qué está Clara?¿Quién la llama?

08/04/2015

¿Qué está Clara? ¿Quién la llama?

Hola, este es el contestador automático de la familia González. Ahora no estamos en casa. Deja tu mensaje después de oír la señal”

Que tiempos aquellos en los que el contestador automático era el rey de la casa! Recuerdo llamar a mi novia de entonces (la hija del señor González) y rezar para que, o contestara ella, o directamente el contestador. Porque si lo hacía el patriarca, mal asunto.

“Diga!””Hola, está Clara?””Quién la llama?””Soy Pau Sr.González”…silencio…”Pau? Qué Pau?””Pues un amigo de Clara, de la universidad”” Y qué  quieres?”…

Buff que mal trago! Había padres a los que mejor colgar el teléfono antes de decir nada. Dejar mensajes tampoco, porque no se los daban (bueno, si lo escuchaba la madre a lo mejor sí). E intentar tener una conversación amigable, pues misión imposible.

Pero era emocionante. Además solo había una línea de teléfono por casa (con varios aparatos, eso sí), con lo que para hablar con tu novia tenías que estar atento, por sin en el otro teléfono también  estaba su padre, espiando. O su hermana mayor esperando la  llamada del correspondiente novio. Como que previamente había que apañar la hora          “ Llámame a las 20.05h porque es la hora en que papá ve las noticias”.

Ahora ya no tiene gracia. Celular propio, whatsapp, skype. Se acabaron los secretos! Cualquier momento vale para establecer contacto. Y claro, todo el puto día mirando la pantalla no sea que Susanita me haya mandado/ llamado/ conectado/escrito….Se acabó el romanticismo por cable. Se acabaron las llamadas furtivas, los mensajes cifrados en el contestador, la emoción de esperar a que llegara la hora para poder hablar con tu chica. Ahora todo vale.

“Diga!””Hola, está Clara?””Quién la llama?””Soy Pau Sr.González”…silencio…”Pau? Qué Pau?””Pues un amigo de Clara, de la universidad”” Y qué  quieres?”…

“Pues que cojones voy a querer pedazo de cabrón, hablar con su hija. Me la pase de una puta vez!”….Cómo hubiera molado , no?

 

 

Si señores, soy disléxico…¿Y qué pasa?

20/03/2015

Si señores, soy disléxico…¿Y qué pasa?

Nací disléxico e hiperactivo, y probablemente también con déficit de atención. Hace 48 años (que son los que tengo) eso era igual a ser tonto (…”su hijo no sabe leer ni escribir”…) y un coñazo (incordio) de chaval. Eran conductas infantiles fuera de lo normal que no estaban tipificadas.

Para mi madre fue duro. Tener un trasto así no era cosa fácil  (8 escuelas en 13 años).  

“¡Donés fuera de clase!”. La de veces que escuché esa frase. No es que fuera tonto, ¡es que era disléxico joder!. Me costaba leer y escribir. Eso me inquietaba y hacía que me sintiera muy inseguro, lo que expresaba en forma de rebeldía ante todo y todos. Me aburría mucho en clase. Pasaba gran parte del día pensando en las musarañas. Me gustaban las mates, la gimnasia, el dibujo, la música…Y no culpo a los profesores, ¡pobres!. Ellos tampoco sabían muy bien lo que me pasaba ni que hacer conmigo.

Total, que a pesar de todo prosperé. Acabe el primer ciclo,  que entonces se llamaba EGB, el BUP, el COU, la selectividad y finalmente me licencié en la Facultad de Economía de la Universidad Central de Barcelona (siempre presentando mi certificado médico conforme era disléxico, claro. Sino, me suspendían por las faltas de ortografía).

¿Porqué cuento todo esto?. Porque ahora ya hay mucha más información al respecto. A pesar de la creencia general, la dislexia no es una enfermedad. Los papás de ahora se gastan mucho dinero en pedagogos de todo tipo, pensando de que sus  hijos están enfermos…pero no lo están. ¡Y que nadie les haga creer lo contrario!.

Soy Pau Donés Cirera, disléxico, hiperactivo, economista y músico . En la vida he prosperado sin grandes problemas a pesar de mis peculiaridades., incluso más  que algunos de mis compañeros de colegio más aventajados. Si eres disléxico, o tienes un hijo que lo es, tranquilo. No pasa nada. De hecho, gracias a eso he desarrollado una tremenda capacidad para leer entre líneas, un nivel de intuición por encima de lo común, y sobretodo, un gran talento para observar y expresar mis cosas de una forma también muy peculiar placentera: escribiendo canciones.

En resumen, leo y escribo fatal. En vez de subirme a la lámpara del comedor de casa me subo a los escenarios. Pero soy bueno en las matemáticas, en los deportes, y en las artes plásticas en general. Gracias a la dislexia he adquirido un buen nivel de inteligencia emocional  y, en general, en la vida me ha ido igual de bien que los rubios, los que llevan gafas, los patosos, los altos, las niñas, los que saben escribir a máquina, los que no saben, los que hablan francés, los que no saben nadar,…O sea, como cualquiera que tenga una particularidad natural (que no especial).

On the road again!

11/03/2015

On the road again!

Anhelo ese tipo de días en que todo sale bien. Como el típico día de vacaciones  en que nuestra madre nos llevaba a la piscina del pueblo. Luego comíamos espaguetis con libritos de lomo y luego nos dejaba ver la serie Verano Azul.

Anhelo salir de gira. Subirme a la montaña rusa  por la mañana y meterme en la cama a no sé que hora de la noche pensando que ha sido un viaje extraordinario.

El asunto empieza con un despertador taladrándote la cabeza. Suele ser pronto. Te levantas con la resaca (generalmente) y lo primero al aseo. Luego, antes de desayunar, a resolver por Internet los marrones del día anterior (si estamos en América, en la oficina van de 6 a 9 horas por delante, o sea que abrir el mail suele ser una experiencia, como poco, dolorosa).

Luego preparar por enésima vez la maleta lo más rápido posible y al desayuno (leche de avena con muesli...¡qué quieres, hay que cuidarse un poquito!).

Cargamos la furgoneta  y a la carretera. Siempre  un destino diferente,  una ruta distinta, un paisaje nuevo, con una banda sonora poniendo música al viaje,…Paz, relajo, tranquilidad y poca cosa por hacer, más que dormir, disfrutar del trayecto, componer, o simplemente, no hacer nada.

Parada para comer, normalmente en una gasolinera. Camioneros con sus mega-camiones, familias de viaje, parejas de enamorados de luna de miel, granjeros, ejecutivos con sus cochazos, músicos, restaurantes de fast-food, comida enlatada, millones de tipos de patatas fritas y refrescos de colores ¡glubs!.

Después sigues la ruta y llegas al lugar. Descargar las cosas. Prepararse para la prueba de sonido y entretanto un ratito para visitar la ciudad donde esa noche vas a tocar. Otra vez todo nuevo. Las calles, las tiendas, la gente, los autobuses, los bares, las farolas, el clima, el ambiente…

Entonces entramos por fin en faena. Prueba de sonido, que suele ser lo único que se repite día tras día. Hay que dejarlo todo a punto para la noche. La gente se merece un buen concierto y nosotros, después del viaje, también.

Se abren las puertas del recinto. Mientras tanto cenamos y comentamos cosas del viaje, del sitio, de lo que pasa al otro lado del charco, de lo que vamos a hacer o ponernos en el concierto. Luego un breve momento de asueto y a prepararse para el show. Risas, jaleo, bromas, calma tensa y por fin al escenario.

Del concierto cuento poca cosa. Para eso hemos venido. Bueno, para eso compusimos unas canciones que después grabamos y sonaron en la radio y se hicieron conocidas y hoy nos traen aquí. Este es el looping de la montaña rusa. La parte más emocionante del viaje. Casi 2 horas en las que te dejas llevar casi hasta perder el control. Emoción a flor de piel. De nosotros y de vosotros.

Acaba el concierto y a celebrar. Bueno, no siempre…pero casi siempre. Forma parte del ritual, de la gira, del subirse a la montaña rusa. Estamos contentos, excitados, con la adrenalina a tope lo celebramos.

Y por último, a una hora prudente, regreso al hotel, buenas noches y  buena suerte. Mañana más y mejor (seguiremos la ruta hacia un nuevo lugar).

Anhelo ese tipo de días en que todo sale bien. Anhelo salir de gira, porque como salir de vacaciones. ¿Aunque sabéis que?. Hoy nos vamos a Nueva York y empezamos una gira: el Tour Americano 2015. A lo mejor esto que os cuento no es gran cosa, pero a mi me hace feliz.

Nos vemos en los escenarios

¿Cómo olvidar a una ex?

11/02/2015

¿Cómo olvidar a una ex?

Soy un ex de primera división. Me refiero a que tengo muchas ex, o mejor dicho, en todas las relaciones que tuve en la vida me acabaron dejando, o sea que puedo afirmar que soy un ex profesional.
Nunca he podido olvidarme de una ex,  ni tampoco lo he intentado. ¿Para qué? Desde el punto de vista del amor, las mejores cosas que me han ocurrido en la vida siempre han sido al lado de una ex.
Cuando se corta con una enamorada siempre uno piensa “me olvido de ella lo antes posible  y a por otra cosa”. La típica expresión de “un clavo quita a otro clavo”.
Error. ¿olvidar a una ex? . Es decir, ¿ Olvidar a una de tus mejores amigas, a una de tus mejores confidentes, amantes, compañeras,…?¿Porqué? ¿Porqué echar todo eso a la basura?. Como los buenos amigos, a mis ex siempre he querido conservarlas porque, de hecho, algunas de ellas forman parte de ese grupo (el de mis mejores amigos).
Leo una carta en http://elrincondefloricienta.com/2014/10/15/te-ex-quiero/  que habla de este asunto. Gracias Floricienta por el escrito. Absolutamente revelador. Me identifico y corroboro al 100 por 100. Os recomiendo su lectura. Floricienta lo expone más claro que el agua.

¿Cómo olvidar a una ex?. Pues de ninguna manera. Al contrario. Recordémonos, querámonos, cultivemos la relación (la de ex claro) y en la medida de lo posible, mantengamos el contacto.
Demasiadas buenas vivencias como para tirarlas a la basura.

I LOVE EX

MIRANDO AL MAR, MIRANDO AL CIELO.... MIRANDO AL SUELO

14/10/2014

Por la calle, en un restaurante, en la universidad, antes de un concierto, esperando un avión, en la playa, en el autobús,…¡Todos mirando al suelo!. De hecho, creo que pasamos gran parte del día con la cabeza gacha. ¿El motivo?. El teléfono móvil, también conocido en  como celular (a saber porqué).

¿Os habéis dado cuenta de la cantidad de horas que pasamos pendientes del “bicho”?. ¿Pero qué tendrá ese pequeño aparato para acaparar tanto nuestra atención?. Diría dos cosas: la posibilidad de estar conectados en todo momento con los nuestros (amigos, familia, compañeros de trabajo,…), y la capacidad de aplacar el aburrimiento cuando no tienes nada que hacer o decir. El teléfono se ha convertido en nuestro mejor amigo, hermano, novia, jefe, cine, radio, tv,…

No digo que no sea un buen instrumento de comunicación, pero tengo mis dudas de que lo usemos correctamente. Me gustaría pensar  que  eso es debido a que estamos en fase de aprendizaje, aunque lo dudo. Sus posibilidades de uso nos superan y nos ha convertido en seres absolutamente dependientes. Espero que superemos esa fase en breve y  aprendamos a darle un uso racional y coherente.

De momento, voy a sugerir a mis amigos publicistas que se planteen seriamente cambiar la publicidad en soportes “verticales” por anunciar a sus clientes en el suelo, pues queridos, nos guste o no, al suelo es hacia  donde miramos la mayor parte del tiempo. Y si no, levanten la vista de su celular (teléfono móvil) y contemplen lo que pasa a su alrededor.

MARION MORENO Y JARABE DE PALO, CON ESTILO NORTEÑO

30/09/2014

Marion Moreno y Jarabe de Palo, con estilo norteño

Llevábamos años esperando, y por fin surgió la oportunidad: compartir una de nuestras canciones con un artista insignia del folklore mexicano.

Marion Moreno  con Estilo Norteño fueron los anfitriones. Marion es uno de los fundadores de Los Tucanes de Tijuana, banda mítica mexicana en el género. El estilo norteño viene representado por la joven y talentosa banda que lo acompaña.

Nos juntamos en Tijuana. Ellos habían preparado una excelente versión de Las Cruces de Tijuana, una de mis composiciones  más sentidas, con la que, a pesar de ser parte del repertorio del disco BONITO (concretamente la canción número 10), nunca destacó entre sus “hermanas”.

Compartir el momento con tan ilustres artistas fue realmente un regalo. Pero lo que sucedió en el estudio, mientras grabábamos, juntando el estilo norteño con la onda Jarabesca superó, de lejos, todas mis expectativas. Por nuestra parte fuimos Ricky (guitarrista), Jimmy (saxofonista) y un servidor. Pusimos nuestra inspiración al servicio del estilo norteño y el resultado….lo mejor es escucharlo.

Muchas gracias Maestro Moreno por la oportunidad. Pusimos nuestro granito de arena en el folklore mexicano, y eso nos hace muy felices.

Por siempre agradecidos.

TOCADISCOS

15/09/2014

TOCADISCOS

Por la tarde acababa de darle una “chapa” (discursillo) de padre a mi hija sobre la música aséptica y repetitiva que con la que los bombardean en las radio-fórmulas. Le pregunté si entendía algo de lo que decían las canciones. Me respondió que no…aunque para lo que dicen, pues mejor no entender nada.

Pues preparando la cena, una de las cosas que más me gustan en el mundo, cuando tengo la fortuna de estar en casa con ella, va y me dice que si le puedo poner un disco en el tocadiscos. Yo que le digo que si qué cd quiere oír. “¡Que no papá, que un disco!”. Yo que le pregunto si sabe lo que es un tocadiscos. “¡Claro papá!”, me responde con el vacile típico de una niña entrando en la edad del pavo (grrrr!). “Es eso que hay en el mostrador de la cocina”. ¡No os imagináis el subidón que tuve en ese momento!. “Lo que hay encima del mostrador de la cocina” es una joya de tocadiscos de maleta que me regalo mi amigo Carlos Tarque hace años. Lo destapo, lo conecto, agarro el último disco de Elvis que me compré en Boston en a gira pasada y me dispongo a pincharlo. “Papá, ¿Me dejas hacerlo a mi?”. ¿Queeeeé?. ¿Que quieres aprender a poner discos en el tocadiscos?. ¡Soy feliz!. No feliz no, ¡Ultrafeliz!.

Con suma dedicación le expliqué cada uno de los pasos: “ Lo pones en marcha, subes el volumen, levantas la aguja con la palanca, sitúas la aguja encima del surco de la canción que quieres escuchar, bajas la palanca y acabas de ajustar volumen, agudos, graves….”.

Le encantó. Acabo la cara A y le enseñé a cambiar de cara, que también tiene su proceso. Le expliqué el porque de los vinilos, las caras A y B, las agujas de diamante,…Creo que lo pasé mejor yo que ella, pero lo mejor de todo es que, a partir de ahora, a la hora de cenar, escucharemos discos en el tocadiscos de la cocina. Y eso me hace muy feliz.

DESDE TOKYO CON AMOR

20/08/2014

"Desde Tokyo con Amor"

Comentando con un amigo sus recientes vacaciones en Japón, recordé  la presentaciones que tuvimos en el Blue Note Festival de Tokyo, y reviví muy buenos momentos acaecidos durante los días que pasamos allí.
En Japón todo se organiza al milímetro, sin descuidar el más mínimo detalle. Es lo normal. Hacer las cosas a medias o mal es algo que no se concibe. Hacen cola para entrar al metro. No se cuelan. No te roban la cartera. Son extra-puntuales, cumplidores. Conducen deprisa. Casi no hablan inglés.
Tokyo es un decorado, lo mires por donde lo mires.
Cuando beben se emborrachan mucho. Dicen que les falta una enzima que metaboliza el alcohol. Si te tambaleas no pasa nada. Si te caes tampoco, pero no me ayudes a levantarme porque eso es una deshonra para mi. Suelen hacerlo el fin de semana.
Los japoneses no hacen ruido. Se comunican de forma cordial, siempre sonriendo. Si algo no es posible,  cruzan las manos para darlo a entender. El “no” no existe para ellos.
Comer bien es barato y muy sano. Comer mal muy difícil.
Con las tribus urbanas flipas. Rockers, Muñecas manga, Góticos, Rappers, Dancers,….Perfectamente mimetizados con lo que han visto en occidente.
La música les encanta. La respetan, la valoran. Los discos y cd’s siguen teniendo mucho valor. Son seguidores fieles hasta la muerte.
Me gustó muchísimo Tokyo. Vivimos muy deprisa e hicimos muchas cosas. Casi fue un visto y no visto, pero la sensación de haber vivido una experiencia única sigue latente en mi.

PASA LA VIDA, PASA LA VIDA (Y PARECE QUE FUE AYER)

13/05/2014

PASA LA VIDA, PASA LA VIDA (y parece que fue ayer)

El 18 de febrero salió al mercado SOMOS, el 9º disco de Jarabe de Palo. Al mismo tiempo el Maestro Santana nos recordaba que hace casi 20 años La Flaca nos presentaba al mundo …y parece que fue ayer.

El día 6 de marzo estrenamos SOMOS en Barcelona por primera vez. El 15  en Nueva York y a 26 de abril ya estamos por lanzar el tercer single, ¿A donde vas?. Viajamos 2 veces a América y llevamos 16 conciertos de los muchos que haremos este año.

¿Qué? ¿Cómo?¿En dónde?¿Cuándo?.

¡Madre que deprisa que va todo!

Un buen amigo me escribía un sms con el siguiente titular, Pasa la vida, pasa la vida, un temazo de Pata Negra, una banda de flamenco-rock que dejó huella en nuestra generación. En el mensaje  me recordaba momentos  inolvidables de cuando estábamos en la universidad, y aunque de eso hace casi 30 años…parece que fue ayer.
No voy a entrar a juzgar si la velocidad en la que se mueve el mundo es correcta o no, pero presiento que todo va muy deprisa…posiblemente demasiado.

BOMBO A NEGRAS

05/05/2014

BOMBO A NEGRAS

En el viaje a Puerto Rico (con escala en Philadelphia) compartí fila con una chica de aspecto moderno. Nos sentamos, nos saludamos y acto seguido dormimos hasta aterrizar. Al llegar a Phila encontré un restaurante vegetariano. Pedí una ensalada y al sentarme  me dí cuenta de que mi compañera de viaje estaba sentada justo en la mesa de al lado. Le pregunté si iba a Puerto Rico (no sé porque). Me respondió muy amablemente que a San Francisco. Al ver mi guitarra me preguntó si era músico, a lo cual asentí. Entonces me dijo que ella también, concretamente dj.

Bueno, sí que es verdad que hay grandes músicos que son dj’s, pero siendo honestos, el bombo a negras (fórmula musical en la que se basa absolutamente todo el techno que se hace actualmente) se inventó en los 80’s. Grandísimas canciones se grabaron entonces, canciones con las que era imposible no moverse al escucharlas. El secreto, y no me preguntes porqué, el bombo de la batería a negras. Bom, bom, bom, bom!

El techno moderno retoma la fórmula, lo cual está muy bien. Pero hay que ver entonces el adorno a ese bombo. Y volviendo a ser honestos y hablando de criterio musical,  en el mundo dj ,no es oro todo lo que reluce, aunque como negocio, es obvio que funciona, y muy bien.

Páginas