LA MALETA BLOG

HOY CELEBRAMOS

13/07/2016

Cuando tienes cáncer vas pasando por una serie de etapas. En mi caso han sido diagnóstico, cirugía, quimioterapia, revisiones… Si las superas todas  quiere decir que te vas a morir de viejo, o de otra cosa que no sea de cáncer. El problema viene cuando no llegas a la siguiente, porque eso quiere decir que el cáncer ha cumplido con su cometido que es, precisamente, que  no llegues a viejo. Ahora estoy en las revisiones, concretamente en la primera.

Ir a una revisión es como cuando los concursantes del programa 1,2,3…responda otra vez (¿os acordáis?) se sometían al veredicto de los Supertacañones. Con las operaciones te quitan los tumores que se ven. Con la quimio, se intentan desaparecer las células cancerosas que no se ven. En mi caso quitar lo que se veía fue bastante fácil, en el sentido de que se veía mucho.  Otra cosa fue tratar con lo que no se veía. ¿Porqué?. Porque en la infección de las células juega un papel importante el oncogen que tienes, en mi caso un BRAF, que resulta que es MUTADO, y además OUTLIER, o sea, un rara avis donde los haya y que además tiene un pronóstico muy malo. Dicho de otra manera, mi cáncer, a priori, tenía muy pocas posibilidades de terminar bien. En teoría, y si a las estadísticas nos remitimos, a día de hoy  debería estar infectado otra vez. Pero no lo estoy. No hay tumores en mi cuerpo. Estoy limpio. Me he sometido a los rigores del tribunal de los Supertacañones, o sea, la señora Colonoscopia, el Sr. TAC y los señores Marcadores Tumorales y he pasado la prueba.

Eso me alegra. Estoy muy contento, porque significa que el esfuerzo que ha hecho mucha gente para que esté bien ha tenido un resultado positivo. La medicina ha funcionado. El programa médico al que me han sometido ha dado sus frutos. También las infusiones matinales, la alimentación alcalina, los baños de sal, la Kalanchoe… Fútbol Club Hospital Vall d’Hebron 1, Deportivo del Cangrejo 0.

Entonces voy y lo cuelgo en las redes, para compartirlo con todos vosotros, porque sois una parte muy importante en el proceso de mi “curación”. Mientras lo hago aprovecho para leer algunos de vuestros comentarios. Entonces recuerdo que muchos de mis compañeros de BRAF MUTADO OUTLIER, o con cualquier otro tipo de cangrejo, siguen jodidos. Y también me acuerdo de algún buen amigo que  ha muerto en el camino a causa del cangrejo. Me pasa siempre que cuelgo algo en las redes. Y me entristezco.

Pero esta vez no me he entristecido, y la razón es muy importante. Esta vez me alegro por mi y también por todos los que las están pasando putas, porque resulta que el BRAF MUTADO OUTLIER que me afecta y que, por estadística no hace caso a nada ni a nadie, ha reaccionado al tratamiento. Algo ha habido que lo ha parado, inhibido, achantado,  jodido, desactivado,… Y queridos compis, eso es una buena noticia, porque si  me ha ocurrido a mi (recuerdo que el pronóstico era muy chungo), le puede ocurrir a cualquiera.

Así que ánimo queridos compañeros del club del cangrejo, porque estos resultados han abierto una  puerta a nuevos retos y esperanzas. De todo lo que se ha hecho, hay algo que ha funcionado.

Hoy tocaba celebrar y lo hemos hecho a nuestra manera. He quedado con los chicos en el local de Micky (Forte Music). Hemos desempolvado los instrumentos después de 1 año de no tocarlos y nos hemos hecho un concierto, de arriba abajo. En mis adentros lo he dedicado a toda la gente que trabaja para que los pacientes de cáncer nos salvemos, aunque sobretodo, os lo he dedicado a vosotros, los que como yo, os levantáis cada mañana plantándole cara al cangrejo.

Y lo dicho, donde  haya esperanza, que se quite todo lo demás.

ES LO MISMO PERO NO ES IGUAL

22/04/2016

Flipo con las muestras de cariño que he recibido tras la noticia de que estoy limpio. ¡Qué contento estoy!,  a la vez que sorprendido y muy agradecido. Porque no pensaba que la noticia pudiera generar tanta alegría.  En la panadería, en el supermercado, en la gasolinera, por la calle. Mucha gente se ha alegrado  por mi recuperación. Mucha de esa gente que me conoce, pero hay mucha otra que no. Y no os podéis imaginar lo feliz que me hace. ¿Cómo no voy a ponerme  bien recibiendo tanta energía positiva?

Pero hay algo que quería aclarar. Que esté limpio no significa que esté curado, porque del cangrejo no te libras así como así.  La garrapata está adormecida. Los tumores no se han reproducido, lo cual quiere decir que el bicho no está activo. Pero sigue estando ahí, eh?. De momento dormido, de momento inactivo, quietoparao. Es probable que compartamos casa toda la vida (espero que él durmiendo plácidamente en el sofá), y que lleguemos juntos a muy viejos. O incluso que algún día me pueda librar de él. Vamos a ver.

Sea como sea, estoy limpio. Esa es la gran noticia. Aunque hay una de mucho más grande, y es que ese motivo ha generado alegría y esperanza, las que siento y comparto con todos vosotros.

¡Gracias mil…o más!.

¡ABRÁZAME!

15/04/2016

Hay abrazos que no se olvidan. Creo que pocas veces he abrazado a alguien como lo hice con Idaira la otra tarde.
No la abracé fuerte, como lo hago con la gente a la que quiero mucho. Porque aunque a Idaira la quiero muchísimo ( y la conozco de un solo día), sentía su fragilidad entre mis brazos, y no quería lastimarla, aunque en sus ojos vislumbré una dureza brutal, como la que tienen todos los niños que no son niños porque el cáncer los convierte en mayores de un sablazo.
Ahora sólo espero el día en que la vuelva a abrazar, muy fuerte, pero sin sostenerla en mis brazos, porque ella ya será alta como yo. Y tendrá un pelo largo hasta la cintura. Y las uñas pintadas de morado y los labios de rojo. Y quizás un tatoo escondido. Y llevará un vestido precioso y unos zapatos de tacón muy bonitos. Y su novio  me mirará celoso por estar abrazado a su tesoro, que ahora, también es el mío.
Y mientras espero a que llegue ese momento, mi querida Idaira, me quedo con el recuerdo de este delicioso abracito que me diste, uno de los más bellos que me han dado en la vida.
Te beso y te mando todo mi amor.

Video: https://youtu.be/S3hZLhSFp4I

LIMPIO

05/04/2016

Esta mañana hubiera salido corriendo, a toda velocidad, por el camino que lleva a lo más alto del glaciar,  para lanzarme después con la tabla en un recto a la velocidad de la luz.
Esta mañana hubiera saltado por el acantilado y al mover los brazos, seguro hubiera salido volando como los pájaros que lo guarecen.
Esta mañana me hubiera tirado al mar y nadado hasta encontrar un lugar de aguas azules y  cristalinas, y allí ponerme a llorar.
Esta mañana siento que la vida me ha hecho un regalo, el mejor regalo del mundo:  un ratito más de vida.
Y eso, cuando llevas la muerte encima, hace que esta mañana no sepa muy bien que es lo que me pasa.
Hace un tiempo fue precisamente la muerte quien me regaló, y al instante le correspondí con la letra de esta canción:

Ahora,
Que empiezo de cero
Que el tiempo es humo,
Que el tiempo es incierto
Ahora
Que ya no me creo
Que la vida sea un sueño
Ahora
Que solo el ahora
Es lo único que tengo
Ahora
Que solo me queda
esperar a que llegue la hora

Esta mañana, cuando salga de la cama, usaré esa puta letra para encender el fuego que calienta la casa, porque aunque no sepa muy bien que me pasa, esta mañana he vuelto a la vida.

 

AHORA TOCA VOLVER A NAVEGAR

30/03/2016

"Me gusta la mar, el viento, el sonido de los cabeceos del barco contra las olas. Navegar las noche de luna llena a merced del suave terral, tanto como los días de temporal.

¡Qué bonita se ve la mar desde este barco!. No toca que se pare.  No toca que se hunda. Toca seguir navegando, bajo el sol, como navegan los delfines que nos acompañan a proa.
Me gusta estar aquí. El amanecer,  el olor del salitre, nevegar sin rumbo conocido,  pero sabiendo que llegaré a buen puerto.
Atrás quedan las operaciones, los miércoles de quimio, las manos dormidas, los domingos de bajón.
Ahora toca correr el temporal, navegar a contracorriente, planear sobre las olas con todo el trapo arriba. Ahora toca volver a navegar, a ratos  hacia un rumbo, a ratos por el placer de navegar, como lo hacía antes  de quedar a la deriva...o incluso mejor.
Parafraseando al Gato Pérez, ahora toca barca, cielo...y olas."

¡CAMPEONAS!

17/03/2016

Cuando uno acaba la quimioterapia no hay muchas cosas que celebrar. Digamos que no hay un ganador. Las celebraciones vienen al mes de la última sesión, cuando te hacen un TAC (escáner) y te miran los marcadores tumorales. Si el TAC da limpio y los marcadores cero entonces sí, entonces toca celebrar, y aunque no definitivamente, sí ¡a lo grande!.

Pues bien, que al final de la quimio no haya mucho que celebrar no quita que no hayan campeones. Porque sí que los hay. Campeones como la copa de un pino. ¡Campeonísimos!. O mejor, ¡campeonísimas!. Estos ángeles (ríete de los de Charly) son las campeonas de hoy. Durante 6 meses, miércoles sí, miércoles no, me han estado dando los medicamentos que me van a curar. A mi y a unos 120 pacientes más…¡diarios!.

Y uno no siempre llega a la sesión con ganas, ni de buen humor. Pero ellas siempre tienen la sonrisa en la boca: “Hola guapo, ¿cómo estás?. ¡Qué buena cara que haces!. ¿Cómo han ido las náuseas?¿Y el hormigueo en los dedos?. ¿Te has tomado la hierbabuena para las llaguitas en la boca?”. ¿Os imagináis encontrarte con ese panorama 120 veces al día y encima sonreír, y dar ánimos, y contar un chiste, y compartir, porque no, parte de su vida con gente que llega al hospital de día en condiciones digamos más o menos? .

Las Lauras, Carol, Emi, Blanca, Bea, y todas sus compañeras de hazaña. Ellas son las campeonas. Mis campeonas. Por ellas vale la pena celebrar. Cuando me diagnosticaron el cáncer, no me acojonaban las operaciones, la REA, los días de internamiento, ni siquiera el propio cáncer. Lo que me tenía realmente amedrentado era el tratamiento de quimioterapia. Y parece que fue ayer que empezaba, justo cuando lo estoy terminando.

El tiempo ha pasado volando, gracias a ellas. Casi ni me he enterado, gracias a ellas. Me voy a curar, gracias a ellas. Y si algún día tengo que volver, se que ahí estarán mis campeonas, para cuando se abra la puerta del hospital de día, decirme: “Hola guapo, ¿Cómo estás? ¡Pues que buena cara que haces!. ¿Sabes que he cortado con mi novio? Y tú, ¿cómo lo llevas?. Venga, al lío….”

Si tuviera la voz de Freddy Mercury, ahora mismo les cantaba la de ¡We are the champions!, pero con un pequeño cambio: ¡You are the champions!, porque creedme, ellas lo son. ¡Campeonísimas!

AYER ESTUVE EN LA CÁRCEL

16/02/2016

Ayer estuve en la cárcel, visitando a un buen amigo, Juan Pablo. Lleva 11 meses en prisión preventiva, por un presunto delito del que a día de hoy todavía no existen pruebas concluyentes como para retenerlo entre rejas.
11 meses de prisión preventiva, prorrogables hasta  20. Como comentaba, a día de hoy no hay pruebas de peso que lo hagan culpable, pero “por si acaso”, lo mantienen encerrado.
Sin entrar en el detalle del “por si acaso” (abajo os dejo link por si os interesa saber más), privar de libertad a una persona que presuntamente pueda haber incurrido en un delito (en este caso financiero) del que, además, no se tiene pruebas concluyentes, no me parece justo. Y menos si esto ocurre en un país europeo, el Principado de Andorra, en donde parece que la justicia y las libertades deberían estar totalmente garantizadas.
Y digo yo que mientras no se demuestre lo contrario, la presunción de inocencia debería prevalecer, por lo que la pregunta que me viene a la cabeza una y otra vez es ¿Qué hace mi amigo Juan Pablo, buen tío donde los haya, en prisión?. ¿Será porque a lo mejor es demasiado buen tío y lo tiene ahí de cabeza de turco, o será que hay algo en la justicia Andorrana que no funciona como debería?. Yo, “por si acaso”, me he conectado a www.change.org, página especializada en denunciar  este tipo de abusos institucionales. Y también “por si acaso” voy a firmar la petición de libertad para Juan Pablo.
En fin, os cuento esto porque necesitaba compartirlo. Entiendo que lo que le ocurre a mi amigo os pueda interesar más o menos, pero el asunto de fondo, que es la falta de libertad de una persona  a la que no se le presume la inocencia, es un hecho denunciable de todas todas. Por injusto.
Y así lo hago, porque a mi sí que me afecta, y muy directamente. Juan Pablo está en la cárcel cuando debería estar en su casa con su familia, esperando, eso sí, que la justicia andorrana se pronuncie, cosa que entiendo debería suceder a la mayor brevedad (el proceso lleva ya 11 meses, y Andorra es un país con tan solo 70.000 habitantes).

Os paso un par de links con información sobre el asunto.
Y gracias por escucharme, pero es que si no lo cuento reviento.

http://www.change.org/p/hble-sra-can%C3%B2lic-mingorance-hbles-membres-del-tribunal-hbles-membres-del-consell-excm-sr-xavier-espot-zamora-excm-sr-josep-rodr%C3%ADguez-guti%C3%A8rrez-john-smith-libertad-inmediata-para-joan-pau-miquel

https://www.facebook.com/Libertad-Joan-Pau-Miquel-531139643728930/

p.d.: Y que quede claro, eh?. Soy un enamorado de Andorra. Es un país pequeño, sito en el Pirineo, entre Francia y Catalunya. Bello, amigable, moderno y rústico a la vez. Menos mar, tiene de todo. Lo adoro. Voy desde que era un niño. Mi tía fue médico ahí y por diferentes circunstancias siempre me he sentido vinculado al Principado. De visita recomendada, vamos.

¡GOLPE DE ESTADO, YA!

10/02/2016

Imagino como deberían sentirse nuestros padres cuando en el 75 murió  Franco y empezó la transición. ¿Os imagináis?. Políticos con la corbata floja, en mangas de camisa, con el pelo largo y barba de dos días. La cosa iba en serio, y para nada iba a ser fácil (veníamos de donde veníamos). Pero que momento más apasionante para hacer política, ¿no?.

Gente joven, con ideas,  con unas ganas y una ilusión de la hostia. Y con un objetivo claro: cambiarle la cara, y también el mecanismo, a esa España cañí, cutre y antigua (de antigualla) que heredaban de la dictadura.
Por nombrar a algunos, Adolfo Suárez, quien con mucha astucia y mano izquierda lideró el proceso. Felipe González, con su lookazo progre y discurso inteligente (que por lo que se ve ha abandonado ya hace tiempo). Manuel Fraga, que aunque viniendo del franquismo, creo supo  respaldar el proceso. O mi favorito (y que conste que no soy comunista), Santiago Carrillo, el más mayor, pero el que aun y llevando traje, era el más joven y osado de todos. Nombro también al rey Juan Carlos, al que no le perdonaré nunca que mate osos y elefantes, pero que también se lo curró, presentando España al mundo como un país en donde además de playa, faralaes, sol y toros, había muchas  cosas más. Destacar también su intervención para parar un golpe de estado que nos hubiera hecho mucha pupa.

Hablando de golpes de estado, nos hace falta uno pero ya. ¡Y de los gordos!.

¡Ojo! Un golpe de estado político, que no militar. Los años han pasado y toda esa energía revolucionaria ha quedado en casi nada. La clase política vive en el completo aburguesamiento. La vocación no se intuye por ninguna parte y por lo que parece, y sin entrar en el tema de la corrupción, dedicarse a la política es, más que otra cosa,  una cuestión de negocio.

Ahora os toca a vosotros, los González, los Carrillos,  los Suárez e incluso Borbones del siglo 21. Políticos jóvenes, otra vez en mangas de camisa (pero no por pose, sino por idiosincrasia). Discursos inteligentes, coherentes, atrevidos (bueno, menos en la parte derechosa del asunto,  en donde por lo que parece sus jóvenes representantes siguen al dedillo las pautas de un discurso político “de catálogo”,  ya obsoleto, diría que casi jurásico).

Os veo en la tele y me lo creo. Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Carme Chacón, Oriol Junqueras, Cristina Cifuentes, Ada Colau, incluso Soraya Sáenz de Santamaría (los marrones que se come la pobre intentando justificar los continuos  trapicheos y cagadas  de su partido). Veo actitud, convicción, ganas de las de verdad. Veo a gente preparada y con las ideas claras (personalmente, siempre he creído mucho más en las personas que en la ideología que representan).

Ahora os toca a vosotros. La oportunidad de cambiarle la cara, pero sobre todo el mecanismo a España, está en vuestras manos. Desde luego el momento y el proyecto son jodidos, pero muy  ilusionante, ¡menudo reto!. Pues esa ilusión nos la tenéis que contagiar a los demás.  Sois jóvenes, intrépidos. No nos falléis porque el mundo va pa’lante (lo se porque viajo mucho y lo veo/vivo en primera persona) y no queremos quedarnos atrás.

Pactad con gente que valga la pena, por encima de sus ideologías. La caspa y la chusma política, fuera. Aquí ya no hay sitio para corruptos, zafios, políticos chulescos y engreídos, personajillos de tres al cuarto   faltos de cualquier preparación y ética. Ahora es el momento. El momento de dar el golpe. El momento de presentar batalla a la mediocridad. ¡Abajo la España de los Dones (Dones de Don…., que no Donés, eh?)¡!Abajo la España del Lazarillo de Tormes!. Con valentía (el mundo es de los valientes),  decisión y sobretodo, ilusión. Tenéis que arriesgaros, sin miedo a cagarla. ¿Espacio para moderación y la prudencia?. Ahora no lo hay.

Y por favor, sin perder el tiempo. Hay muchas cosas buenas por hacer y tenéis que poneros a  trabajar cuanto antes. Y cuanto antes es ¡ya!.

¡Qué se sienten, coño!.  No, no, al revés, a levantarse toca.

SIGO SIENDO EL REY

04/02/2016

Sigo siendo el rey

Era un día de esos en los que te levantas mal. Uno de esos días en los que no sabes que coño te pasa. Estaba triste, desanimado. Era de noche todavía, como casi siempre cuando me levanto, pero el amanecer apuntaba a día azul.
De repente me acorde de México. No sé porque. ¡Tremendos recuerdos me vinieron a la cabeza!. ¡Qué país y qué buenos ratos!. Pero por si fuera poco, me cayó encima la añoranza. ¡Joder!. Y de la dura. ¡Cómo me hubiera gustado correr la cortina y encontrar el DF como decorado de fondo!.

Quise ponerle música al momento. Busqué en mi biblioteca musical (libros casi no tengo) y me paré en El Rey, de José Alfredo Jiménez, en una de sus canciones más emblemáticas, cantada por Vicente Fernández (chilangos no se me enfaden que esta cartita también la lee gente que no es de México, vale?).
¡Bufff!. ¡Que subidón!. No hizo falta ni que acabara la primera estrofa.  En apenas 20 segundos pase del más completo desamparo a la felicidad. ¡Qué emoción!.  Me invadió una tremenda sensación de alegría. Como cuando escucho My Way  de Frank Sinatra (bueno, la versión de los Sex Pistols), o The Hole of the Moon, de los Warterboys, o Heroes de David Bowie.

El Rey.¡Qué maravilla de canción! De las buenas de verdad, de las que con apenas 15 versos te ponen la piel de gallina. De las que solo con  escuchar  un par de estrofas te comerías el mundo. Declaración de libertad donde las haya. El estribillo, demoledor. Un himno para subirte el ánimo “a la voz de ya”.
La canción me recordó que yo también soy rey (y tú).  Soy el rey de mi vida (y tú de la tuya, no lo dudes). El rey de mi tiempo,  mi felicidad,  mi locura, mis disparates, mis miserias. El rey del reino de Pau Donés, que es pequeño, remoto, caótico, y amoroso, pero en el que todo es posible en cualquier momento, menos la desidia, el aburrimiento, el abandono y la autocompasión.
Gracias Maestro Jiménez. Gracias Maestro Fernández y gracias México por tan preciado regalo.
Si alguna vez os levantáis como yo ese día (es decir, hecho una mierda), no lo dudéis, ¡El Rey “a todo gas”!. Y mejor si os aprendéis la letra y la cantáis (también “a todo pulmón”). En la cama, en la ducha, en el coche, yendo al trabajo…da igual.

Acabo transcribiendo cuatro de versos del tema, cuatro flechas directas al corazón…¿En qué estaría pensando el Maestro Jiménez en ese momento?.

    Con dinero o sin dinero
    Hago siempre lo que quiero
    Y mi palabra es la ley
    No tengo ni trono ni reina
    Ni nadie que me comprenda
    Pero sigo siendo el rey...

p.d.: ¿Será que si yo fuera un país sería México?...pero sin corruptela, eh!

QUERIDOS REYES MAGOS 2016

06/01/2016

Páginas