Febrero 2014

PASIÓN

12/02/2014

PASIÓN

Me emociona ver  a alguien que siente verdadera pasión por lo que hace. Los mejores momentos de mi vida los he pasado apasionado.  Perder la cabeza por algo. O por alguien. El panadero por el pan, el jardinero por su jardín,  el mecánico por los tornillos, el amante por su amad@ o el inventor por sus inventos.

En un mundo mediocre en donde el valor de las cosas (incluso de los sentimientos) se mide en términos económicos (me explico: ¡todo por la pasta!), no es fácil apasionarse. Hay que ser valiente para apasionarte por algo que realmente amas, porque no siempre será bien entendido. Y prudente a la hora de expresarlo, porque fácilmente vas a ser rechazado (¡envidia cochina!).

Bien. La última vez que me apasioné por algo se acabó convirtiendo en mi profesión: la música. Me sigue apasionando, pero anhelo esos momentos en los que solo pensaba en música. No sé si era muy sano, pero sí muy gratificante. ¿Será que vivimos en un mundo falto de pasión?.

El próximo lunes 18 de febrero lanzamos SOMOS, nuestro 9º disco, y solo hay una palabra que justifica su existencia: la pasión que siento por la música.

Sí, definitivamente. Yo, a lo mío, le meto pasión.